Camerún

Estrategia avanzada MENDONG 2016: CMS NGOG LITUBA – GREEN HEART CAMEROON – ANEPAL

 

El barrio Mendong es un área peri-urbana de Yaoundé con mucha población infantil y zonas pantanosas propicias al paludismo.

El objetivo de nuestras visitas sobre el terreno era ir al encuentro de la población y suministrar atención y tratamientos gratuitos a niños y niñas tras la obtención de los permisos de las autoridades sanitarias locales.

Nous avions une phase de sensibilisation et une phase de consultation.

Nuestro equipo: 1 pediatra, 2 médicos generalistas, 4 estudiantes de medicina, 3 enfermeros y técnicos de laboratorio, y 2 voluntarios.

 

Nuestras actividades: charlas educativas, consulta médica y bucodental, analíticas, reparto gratuito de medicamentos.

Nuestros resultados: Más de 200 niños consultados.  20 casos de paludismo diagnosticados y tratados.

Otras enfermedades corrientes: parasitosis intestinales, anemias, infecciones de la piel, drépanocytose (anemia a células falciformes).

Hemos quedado satisfechos de nuestros resultados y del apoyo de nuestros socios.

Nuestras expectativas:

Perpetuar estas acciones y hacerlas cada mes en sitios diferentes, tener más voluntarios, mediatizar nuestras acciones para incitar a los jóvenes a hacer lo mismo.

El  Paludismo en todas sus formas.

Objetivo de Anepal

Emprendimos desde hace dos meses una campaña de diagnóstico y de tratamiento de malaria en las zonas peri-urbanas de la capital de Camerún

El fin es ir hacia las familias de niños que no tienen acceso a cuidados de salud de calidad por motivos de accesibilidad geográfica y\o financiera. Grande fue nuestra decepción de ver la enorme necesidad en cuidados sanitarios de nuestros niños.

 

Rastreamos pues las escuelas primarias de la zona de Nkolbisson, después de obtener las autorizaciones de las autoridades sanitarias, educativas y tradicionales.

Exámenes médicos ya han sido hechos a cerca de 400 alumnos; una veintena han sido diagnosticados y tomados a cargo íntegramente

Los análisis realizados en el Centro Pasteur de Yaundé (Camerún), las medicinas y las bebidas lácteas se han repartido entre los niños en cantidad suficiente para cubrir el período del tratamiento.

 

Los parientes, los supervisores y las autoridades tradicionales manifestaron su alegría por esta iniciativa que desean ver perpetuada.

Deseamos extender esta actividad en todas las zonas peri-urbanas de la ciudad de Yaundé, porque pensamos que no nos faltarán voluntarios para ello.

 

Nuestra conclusión es que podemos hacer mucho con muy poco, pero es necesaria una inversión humana total y devota a la causa de los niños.